HOY QUEREMOS PREMIARTE


HOY QUEREMOS PREMIARTE…


A punto de cumplir nuestra 6000 visitas, queremos compartir con vosotros un vídeo especial que han realizado para nosotras. Espero que disfrutéis tanto como nosotras cuando lo vimos por primera vez. Así es Buisán2H:



¡¡Esperamos vuestras impresiones!!

¿CUIDAMOS A NUESTROS EMPLEADOS?




¿CUIDAMOS A NUESTROS EMPLEADOS?

En este comienzo de mes me he encontrado a muchos de nuestros amigos de PYMES y microempresas en la labor de darse ánimos y mandar fuerzas para el inicio de actividad tras las vacaciones. Nosotros mismos hemos aportado nuestro mensaje de #pensamientopositivo.

Pero me ha entristecido una fatal noticia, que nos coloca a los empresarios españoles como los que menos nos preocupamos por los empleados que se encuentran en estado de máxima ofuscación en sus puestos de trabajo. Dos de los titulares que reflejan esta circunstancia son:

  • “Un 29% de las firmas españolas actúa bien contra el estrés”
  • Las horas de más, sólo le preocupan a dos de cada 10 empresas
Con respecto al primer titular, sabemos que el estado anímico de los trabajadores interviene directamente en sus resultados de rendimiento. Las medidas de prensentismo(estar, pero no trabajando) y el ausentismonos confirman estos datos. Pero además recientes estudios nos avalan. Según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA): Una plantilla mal gestionada hace perder dinero a los dueños de la empresa y salud a sus trabajadores.
Del segundo titular debemos entender que cada empleado tiene ritmos de rendimiento diferente. Si tenemos claro que en nuestro negocio queremos un rendimiento que cumpla unos datos mínimos aceptables, lo primero sería establecer objetivos en función de cada puesto y observar quien los cumple. Así podremos detectar varias premisas:
·    – El personal tiene carga de trabajo suficiente para mantener el puesto de cada uno.
– Existen equilibrio entre la carga de cada puesto.
– Existe sobrecarga. Este es el peor de los casos.
Y por supuesto medir el rendimiento de cada empleado en su puesto. Si no llegara a los estándares mínimos habrá que ver si se puede solucionar a través de tutorización, formación o motivación. Si no fuera así sería necesario relevar a otro puesto de igual o inferior categoría que se ajustase más a sus cualidades o, en último recurso, hacer un despido.
En caso de sobrecarga es una cuestión de fallos de gestión organizacional. Habría que observar dónde se encuentra la mayor demanda y elegir como reorganizar el trabajo o qué perfiles serían necesarios incluir dentro de la plantilla.
Si necesita ayuda para detectar este o algún otro problema en su equipo de trabajo, llámenos. Estaremos encantados de ayudarle.

Tlf: 957049364
Para más información hacemos referencia al artículo del mundo:

2014, ¿NOS ECHAMOS A TEMBLAR?


2014, ¿NOS ECHAMOS A TEMBLAR?


Por mi trabajo actual, tengo que relacionarme con muchas personas de diversa índole y en estas fechas, ya planificando proyectos para realizar durante este año, es necesario hablar de las expectativas que tenemos para el año 2014.

Finalizamos el 2013 y sobrevivimos, ¿qué nos depara el 2014?

Si tuviera una bola mágica que me permitiese vislumbrar el futuro, os aseguro que la compartiría con todos vosotros pero… no la tengo.  Solo puedo sentarme a reflexionar y visualizar qué podría pasar, de hecho, he escuchado repetidas veces una frase cuya efectividad he comprobado en varias ocasiones y que os aseguro funciona, tanto para mal como afortunadamente para bien…

“El pensamiento es energía que se materializa”

Esto explica porque a las personas negativas o pesimistas les pasa todo lo malo y además lo único que se les ocurre hacer es quejarse, en cambio, esto también explica, porque a las personas positivas y optimistas les pasa todo lo bueno, o al menos suelen reaccionar a tiempo,

¿casualidad o causalidad?

Pues yo soy de las que prefieren pensar en positivo. Os voy a prestar, a algunos de los que no piensan igual, mi visión para este 2014. Es verdad que muchas empresas están cerrando, muchas de estas por estar en un mercado explotado y totalmente destruido, pero la mayoría están decayendo porque no han hecho algunas tareas vitales que les corresponden como empresa, es decir:

Son conscientes de que algo funciona de forma errónea pero su respuesta es evadir la responsabilidad de solucionarlo, “siempre es mal momento” y esperan a que vengan tiempos mejores. Estas organizaciones en el 2014 caerán definitivamente.
¡Ve paso a paso y demora lo menos posible!

-Tienen problemas de organización y gestión pero se niegan a pedir ayuda profesional por miedo a los presupuestos, (muchas veces alcanzables) es fundamental reconocer que, unos ojos que miran desde fuera son más eficientes.
¡Encuentra a especialistas de confianza que se adapten a tus necesidades!

Tienen recursos a su alcance, como la formación, disponible de forma gratuita para los trabajadores y las empresas pero aun existen organizaciones que desconocen lo que es la formación bonificada.
¡Aprovecha las oportunidades y gestiona desde la acción!

-Y la más importante de todas, es necesario cuidar verdaderamente de su personal.
¡Haz detección de necesidades y verás el aumento de su rendimiento tras tomar medidas de motivación, comunicación y organización!

Si las empresas realizaran un diagnóstico de cómo se encuentra actualmente su personal, se llevarían muchas sorpresas, ¿te atreves como empresario a hacer ese diagnóstico? En Buisán2Hrealizamos ese diagnóstico totalmente gratuito si eres una empresa cordobesa, no hay nada que perder, solo recibirás información del estado emocional y profesional en el que se encuentran tus empleados, información valiosa que te ayudará en tu toma de decisiones y si se encuentra la empresa en mal estado, ayudarla a su recuperación, te lo aseguro.

En relación a la pregunta que titula este artículo, ¿nos echamos a temblar?, la respuesta es NO; estamos todavía a tiempo de mejorar y salvar el negocio, eso sí, manos a la obra YA!!!!

AÑO NUEVO Y EMPRESA NUEVA, COMENZAMOS DE CERO NUESTRA GESTIÓN


¿Y… QUIÉN MOTIVA AL JEFE?


¿Y… QUIÉN MOTIVA AL JEFE?


Continuamente leemos en Internet artículos, opiniones, etc.… y en revistas especializadas en Gestión de los Recursos Humanos, la importancia de la motivación en la empresa. Acudimos a montones de jornadas y congresos donde casi en todos hablan de mejorar la eficiencia y productividad de los empleados/as a través de su motivación, es decir, todos los profesionales estamos de acuerdo en esto, sin duda alguna.

TODAS LAS PERSONAS MOTIVADAS TRABAJAN MÁS Y MEJOR

Cuando comenzamos nuestra formación como consultoras de Recursos Humanos siempre se nos ha enseñado que una de las responsabilidades principales del jefe o jefa de la empresa o el gestor o gestora de un equipo es la motivación de dicho equipo, pero, Buisán2H piensa de otra manera, hemos transformando esa formación recibida con nuestra propia percepción del momento y de las necesidades del entorno laboral actual.

Nosotras pensamos que asignar la responsabilidad de la motivación del equipo solo al jefe o jefa fomenta el modelo jerárquico de empresa. Si queremos desarrollar un modelo empresarial más horizontal y acorde con las nuevas empresas de éxito, podemos decir que…

… esa responsabilidad de motivar al equipo debe residir en todas y cada una de las personas que forman dicho equipo, esa responsabilidad se comparte.

Todas las personas necesitamos de vez en cuando unas palabras de ánimo, un agradecimiento cuando hacemos algo por otros, un abrazo cuando tenemos ganas de llorar, un empujoncitoen esos días malos que todos pasamos, y nosotras nos preguntamos, ¿acaso nuestro jefe o nuestra jefa no es una persona que a veces pueda necesitar un empujoncito? ¿y… quién motiva al jefe?


Parece que tener un gesto amable con nuestro jefe o jefa es hacerle la pelota, pues no, de parte de los empleados puede haber buenos gestos hacia ellos sin intenciones ocultas.

CONSEJO: Si somos empleados y  proponemos y hacemos las acciones de motivación hacia nuestro jefe o jefa de manera conjunta, mejor, NOS EVITAMOS HABLADURÍAS Y MALOS ROLLOS.

Comparte tus ideas de cómo los empleados pueden motivar a su jefe, y si eres el jefe/a, cuéntanos que detalle te gustaría que los empleados tuvieran contigo.

EXTERNALIZAR LOS RRHH ¿ES POSIBLE?


 

En los tiempos en los que nos encontramos son muchas las empresas que deben de reducir sus costes para poder mantener su actividad principal. Algunas organizaciones han sabido aprovechar las circunstancias aplicando ideas innovadoraso han adaptado sus negocios a las nuevas necesidades de sus clientes. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en el teletrabajo, el uso de freelance o la externalización de servicios.El teletrabajo puede aplicarse a cualquier puesto de trabajo donde los recursos tecnológicos para llevarlo a cabo puedan instalarse en el hogar del empleado. Lo que sí es importante es tener medios de comunicación interna eficaces y unos objetivos claros a corto, medio y largo plazo. El trabajador en este caso recibiría sus honorarios por objetivos cumplidos independientemente de las horas que le ocupe realizarlos. Por ello es importante ajustar bien las tareas para sacar del empelado su máximo potencial. Esto supone un ahorro de costes fijos relacionados con el puesto de trabajo.El uso de freelance puede igualmente aplicarse a cualquier puesto, siempre y cuando no sea la actividad principal de la empresa, sino alguna función anexa, fácil de reemplazar. Lo más habitual es aplicarlo al equipo comercial. El pago de este servicio se establece por un contrato privado entre las partes y las condiciones dependen de las habilidades de negociación y el margen de beneficio que se gane con esta unión. La externalización seria similar. La única actividad que debe ser propia de la empresa es el órgano de decisión. Todo los demás servicios son fácilmente externalizables siempre y cuando el acuerdo suponga un ahorro de costes sin pérdida de calidad. Este servicio tiene una serie de ventajas:– Ahorramos costes fijos de personal, recursos materiales y puestos de trabajo.– Nos enriquecemos con empresas especializadas que nos pueden orientar y asesorar para tomar decisiones.– Este servicio puede ser contratado en función de las necesidades del negocio.– Ayudan a poder centrar el potencial de nuestro personal en el trabajo puramente productivo.– La formación en la organización se centra en necesidades específicas del negocio.
Por supuesto dentro de esta posibilidad encontramos los departamentos de RRHH que podemos sustituir por una asesoría laboral y por una consultoría de RRHH, siempre y cuando el tamaño de la empresa, refiriéndonos al número de trabajadores, no supere el recomendable para que este servicio suponga un ahorro en costes. Para empresas de mayor tamaño sólo sería aconsejable realizar este outsourcing en proyecto concreto que requiere una especialización concreta.

FALTAN GANAS


Cuando un empleado falta en reiteradas ocasiones a su puesto de trabajo, en gran número de ocasiones desconocemos este hecho o se justifica con alguna causa de salud y con ello damos carpetazo al asunto. Pero cada vez más empresas echan cálculos para ver el coste que suponen estas ausencias que conocemos como “absentismo laboral”.
Algunos estudios que buscan las causas en empresas, independientemente de su volumen, encuentran como fondo la ausencia de una conciliación entre la vida laboral y familiar. Y aunque cada vez es más común poner en marcha este tipo de políticas en pocas ocasiones se cumplen realmente.
 
Otra causa de la elevada falta a nuestra obligación en el puesto de trabajo, este año por primera vez superada en la empresa privada frente a la pública, son las bajas médicas. Detrás de esto se esconden otras causas como puede ser una disminución en la inversión en medidas de prevencióny un aumento de la presión y carga de trabajo que hace al personal estar expuesto a una de las razones más estudiadas de la bajada del sistema inmunológico humano, el estrés. Esta disminución en sus defensas le hace más propenso a padecer infecciones, y la presión psicológica a la que se le somete lo hace más vulnerable a enfermedades mentales.
Con esto intentamos dar alguna solución a posibles causas genéricas que puedan estar produciendo esta situación de pérdidas para la organización.  Otras medidas que se pueden adoptar es: Mejorar el clima laboral, fomentar las relaciones entre distintos niveles de la organización, favorecer trabajo colaborativo, valorar méritos, establecer una adecuada comunicación interna, cualificar al personal al nivel que se le exige, etc.
El poder está en vuestras manos. Encuentra la forma de acercarte al trabajador y motivarlos y ellos te proporcionaran las mejoras necesarias.