¿CUIDAMOS A NUESTROS EMPLEADOS?




¿CUIDAMOS A NUESTROS EMPLEADOS?

En este comienzo de mes me he encontrado a muchos de nuestros amigos de PYMES y microempresas en la labor de darse ánimos y mandar fuerzas para el inicio de actividad tras las vacaciones. Nosotros mismos hemos aportado nuestro mensaje de #pensamientopositivo.

Pero me ha entristecido una fatal noticia, que nos coloca a los empresarios españoles como los que menos nos preocupamos por los empleados que se encuentran en estado de máxima ofuscación en sus puestos de trabajo. Dos de los titulares que reflejan esta circunstancia son:

  • “Un 29% de las firmas españolas actúa bien contra el estrés”
  • Las horas de más, sólo le preocupan a dos de cada 10 empresas
Con respecto al primer titular, sabemos que el estado anímico de los trabajadores interviene directamente en sus resultados de rendimiento. Las medidas de prensentismo(estar, pero no trabajando) y el ausentismonos confirman estos datos. Pero además recientes estudios nos avalan. Según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA): Una plantilla mal gestionada hace perder dinero a los dueños de la empresa y salud a sus trabajadores.
Del segundo titular debemos entender que cada empleado tiene ritmos de rendimiento diferente. Si tenemos claro que en nuestro negocio queremos un rendimiento que cumpla unos datos mínimos aceptables, lo primero sería establecer objetivos en función de cada puesto y observar quien los cumple. Así podremos detectar varias premisas:
·    – El personal tiene carga de trabajo suficiente para mantener el puesto de cada uno.
– Existen equilibrio entre la carga de cada puesto.
– Existe sobrecarga. Este es el peor de los casos.
Y por supuesto medir el rendimiento de cada empleado en su puesto. Si no llegara a los estándares mínimos habrá que ver si se puede solucionar a través de tutorización, formación o motivación. Si no fuera así sería necesario relevar a otro puesto de igual o inferior categoría que se ajustase más a sus cualidades o, en último recurso, hacer un despido.
En caso de sobrecarga es una cuestión de fallos de gestión organizacional. Habría que observar dónde se encuentra la mayor demanda y elegir como reorganizar el trabajo o qué perfiles serían necesarios incluir dentro de la plantilla.
Si necesita ayuda para detectar este o algún otro problema en su equipo de trabajo, llámenos. Estaremos encantados de ayudarle.

Tlf: 957049364
Para más información hacemos referencia al artículo del mundo:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s