EFICIENCIA Y TRABAJO EN EQUIPO


EFICIENCIA Y TRABAJO EN EQUIPO

Los amantes de los RRHH que tenemos la gran suerte de trabajar en ello, somos propensos a observar las situaciones del día a día desde el prisma empresarial. Siempre intentando buscar soluciones, dando respuestas alternativas y diferentes, para potenciar la mejora profesional de las persona como miembro de una organización empresarial.

Con nuestra experiencia en consultoría, les evaluamos, les damos herramientas para gestionar mejor sus funciones y aportar lo mejor de cada uno, les adoctrinamos en buenas costumbres o les entrenamos en competencias que den valor al profesional y con él al negocio, y en muchas ocasiones creamos profesionales ejemplares para que los demás se basen en un modelo para perfeccionar sus ejecuciones.

Lo más efectivo para realizar mejoras es
 DEMOSTRAR 

En este artículo os mostramos eso precisamente, un equipo de profesionales que nos enseñan cómo debemos actuar ante cada proyecto. Pero… ¿Aprendemos sólo de la observación? Hoy al menos lo vamos a intentar.


Abre este breve vídeo y atento: 




¿Qué hacen ellos que yo hago distinto? 
¿Cómo puedo acercarme al modelo observado?

Evidentemente todos los trabajos requieren diferentes competencias, pero la sincronización que demuestra el equipo, da pistas sobre lo claro de su objetivo y el resultado es evidente a nuestros ojos. Las personas de este equipo han planificado sus acciones a la milésima, tienen una función claramente definida y unas directrices perfectamente marcadas. Nadie tendrá que decirles en ese momento cuál es la prioridad, ni qué deben hacer o cómo. Son autosuficientes, eficientes, cuentan con los recursos, materiales, técnicos y de personal, miden claramente su efectividad, están comprometidos y cohesionados. Si un eslabón falla, el equipo se cae y son conscientes de esa situación.

¿Cómo inculcar estos valores? ¿Cómo hacer conciencia?

Seleccionar un equipo y formarlo desde cero en estas competencias es sencillo (en comparación con el esfuerzo que supone hacerlo con un equipo que forma parte de la empresa de antemano), sale caro. En Buisán2Hpensamos que mantener a las personas y formarlas adecuadamente supone un impacto positivo en la organización (la empresa apuesta por mí, me hace evolucionar, …) al contrario que lo que supondría el despido de varias personas de la plantilla. Lo primero es definir la misión empresarial desde la dirección y que cada departamento decida sus objetivos profesionales y metas personales. Será necesario dar directrices a los líderes para que acometan la edición, supervisión, medición y posteriores revisiones junto con su equipo. Cuando cada miembro participa y elige cómo debe hacer las cosas, se implica en su consecución. Además este seguimiento tendrá que tener consecuencias positivas para demostrar el reconocimiento del buen hacer en el desempeño de sus funciones y la consecución de los objetivos. Una forma de motivar que se revierte en la empresa es el desarrollo profesional del trabajador, bien a través de formación o por promoción, donde alcance experiencias profesionales que aumenten sus conocimientos y habilidades o desarrolle cometidos que le resulten más gratificantes. De esta manera nos acercaremos cada vez más a la perfección del equipo observado en este vídeo. 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s